Gustavo Santana (UGT) | Foto: EL ESPEJO CANARIO

10 de octubre de 2017
UGT Canarias pide “autocrítica” a los sindicatos por la crisis en Cataluña

El secretario general de UGT Canarias, Gustavo Santana, pide un ejercicio de “autocrítica” a las distintas instancias sociales, incluidas las sindicales, por el silencio mantenido durante el desarrollo de la crisis en Cataluña: "las empresas deberían haber hablado antes, pero debemos ser también autocríticos a nivel sindical”.

Para el dirigente sindical, la actitud independentista “no lleva a ningún sitio”. A su juicio, está generando una fractura social y un clima irrespirable que “va a terminar con muchísimo ruido” y del que va a costar “recuperar el clima de convivencia”.

Para Santana, la culpa de esta situación hay que achacarla “a partes iguales” a la “falta de diálogo” entre el Gobierno central y el autonómico, pues era “una cuestión de voluntad política”. Como motivo de preocupación, Santana destaca “el repunte del fascismo” al que estamos asistiendo, movimiento que ha tenido plasmación electoral en Alemania y que se refleja en España “afortunadamente con poco recorrido”.

Coartada para no hablar de recortes

Santana ve en el debate nacionalista una coartada para no hablar de los recortes económicos y sociales: “Se ha inyectado una dosis excesivamente emocional para que los ciudadanos hablaran de eso [el debate nacionalista] y no de los recortes en sanidad o los copagos en Cataluña”.

Así, UGT lamenta que este asunto haya eclipsado otros como la situación de los parados de larga duración, una situación que se puede convertir en estructural debido a los procesos de robotización. “Estamos ante una revolución tecnológica que ya está creando verdaderos problemas incluso a los trabajadores en activo”.

Ante esto, Santana  llamó a no dejarse embaucar por cierto tipo de discursos “neoliberales”,  como el que se viene desarrollando a propósito de las pensiones y que buscan “incentivar los planes privados de pensiones”. A su juicio, “el modelo puede estar en crisis, pero eso no significa que no sea sostenible”. Así, pone como ejemplo que los trabajadores de la Seguridad Social reciben sus salarios de los fondos de pensiones, “cuando deberían recibirlo de los Presupuestos Generales del Estado, y hablamos de miles de millones”. Asimismo, denuncia que no coticen las bases más altas de cotización o el fondo de 3.500 millones de euros para el fomento del empleo a través de la subvención de las cotizaciones “que repercuten en las cuentas de las empresas, pero no en la cotización”. Para el sindicalista, el problema de la Seguridad Social es “de ingresos, no de gasto”.

Las “prioridades” de CC y NC

Santana tuvo muy duras palabras contra los “partidos nacionalistas”, particularmente a “los que dicen ser de izquierdas” y que “venden como una gran conquista histórica la bonificación de los billetes para viajar entre islas”. A su juicio, en una Comunidad como la canaria en la que 41.000 personas viven con pensiones no contributivas de 350, resulta doloroso “presumir de tener el voto de oro de los presupuestos para conseguir eso”. Santana recuerda que las pensiones no contributivas no dependen de la Seguridad Social, sino de los Presupuestos Generales del Estado, por tanto “se pueden negociar”, pero lamentó que Nueva Canarias y Coalición Canaria tengan “otras prioridades”.

“Lo que es de izquierdas es hacer que esas personas salgan de la pobreza”, afirmó.

Plan Canario de Inserción

Santana abogó por reformar el Plan Canario de Inserción (PCI) debido a que ha llegado a su “agotamiento” por la rigidez en la concesión de las prestaciones y por las carencias presupuestarias. A su juicio, un nuevo plan debería dar cobertura a las personas con dificultades de inserción social sin vincularlas a la búsqueda de empleo. “Se trata de atender a personas desamparadas”.

Turismo

El dirigente sindical se reconoció “engañado” por las personas que han participado en las negociaciones de los convenios del sector de la hostelería, pues las grandes empresas están actuando con una “deslealtad absoluta” recurriendo a empresas de trabajo temporal para prestar servicios que no son coyunturales, sino permanentes. Se trata de una modalidad “fraudulenta”. El dirigente sindical quiso mandar un claro mensaje a las empresas: “sabemos quiénes son y es una cuestión de tiempo”.

Sin Comentarios
Su mensaje se ha enviado.
Este mensaje contiene palabras ofensivas y está siendo moderado.
Escriba su comentario

Normas de participación