Carlos Alonso | Foto: EL ESPEJO CANARIO

6 de febrero de 2019
Carlos Alonso asume el "coste político" de la compra del edificio a Plasencia "en beneficio de la isla"

El presidente del Cabildo de Tenerife subraya que las urgencias de la dependencia no se detienen porque "el edificio sea de una determinada persona".

Alonso señala que la necesidad de un edificio para uso sociosanitario en la isla de Tenerife es ahora "urgente", en referencia a un informe elaborado hace cuatro años que descartaba la necesidad inmediata. Señala que en aquellos momentos no había un plan sociosanitario ni recursos para hacer obras mayores: "Ahora tenemos más demanda y más recursos". Señala que la dependencia es la mayor urgencia de Canarias, "en Tenerife tenemos 3.000 personas en lista de espera". A este respecto, el hecho de que el edificio "sea de una determinada persona no para esa urgencia". Por ese motivo, asume el coste político de la operación porque pone "por delante las necesidades de la isla".

Asegura que el día que se aprobó la compra en el consejo rector todos los partidos sabían quienes eran los propietarios, "y nadie votó en contra". Insiste en que el expediente no se ha hecho "deprisa y corriendo". Incluso consultaron con una empresa especializada en la búsqueda de inmuebles "y nos dijeron que no había".

Movilidad

Alonso señala que no quiere ponerse "medallas" por solucionar los problemas de movilidad en la isla, pero recuerda que "las colas es un problema de Gobierno", que es el que tiene las competencias de autopistas. Pero, en la medida en que es un problema de la isla, se siente con "la responsabilidad de ayudar a solucionarlo". Señala, sin embargo, que estos problemas no se solucionan solo con obras, las cuales "funcionan al día siguiente de que se terminan". En cambio, se necesita un cambio en la cultura de movilidad, algo que "tarda mucho tiempo y requiere perseverar para tomar conciencia de que la movilidad exclusiva en vehículo privado es insostenible".

Negociaciones con Madrid

Respecto a la reunión de este martes entre el Gobierno canario y ministras del Gobierno de Pedro Sánchez, Alonso afirma sentirse sorprendido de que el Gobierno central pretenda  querer computar como inversión media el descuento del 75% a residentes en los desplazamientos a la Península: "Es un desprecio tal, que me sorprende que venga de un partido socialista que tendría que tratar mejor a quienes peores circunstancias tienen". Más rechazo le produce que se diga eso el mismo día "que aceptan un relator para hacer carantoñas a los locos independentistas catalanes".

Sin Comentarios
Su mensaje se ha enviado.
Este mensaje contiene palabras ofensivas y está siendo moderado.
Escriba su comentario

Normas de participación y aceptación de la política de RGPD
de materia de protección de datos